portadarallyeEl Rallye «Ourense Termal» arranca en As Burgas

A lo largo de sus ya 47 años de historia, el Rallye de Ourense ha dejado de ser un evento meramente deportivo para convertirse, además, en una forma de promoción de una riqueza que, desde hace más de 2000 años,esta ciudad viene disfrutando: su patrimonio termal. Por ese motivo Escudería Ourense decidió, en el año 2012, cambiar el nombre del rallye por el Ourense Termal, para que sirva de vehículo difusor del mayor y más diferenciador atractivo turístico que tiene nuestra ciudad y nuestra provincia.

Con esta declaración de intenciones, la nueva edición del Rallye «Ourense Termal» se ha presentado en la Estación Termal de As Burgas, un marco de excepción para empezar a desvelar los detalles de este gran evento deportivo que se celebrará los días 13 y 14 de junio. La prueba, «el rallye más exigente del Campeonato de España» tal y como lo calificó el nuevo presidente de la Escudería, Toni Fernández; cuenta con 482 kilómetros de recorrido total, de los que algo más de 200 corresponden a tramos cronometrados.

Foto de autoridades

Un momento de la presentación del Rallye, que reunió a representates del Concello, Diputación, Xunta de Galicia, Real Federación Española de Automovilismo y otros patrocinadores.

La prueba está compuesta por cinco tramos diferentes que se disputarán dos veces cada uno: Coles-Os Peares, A Peroxa, Toén, San Pedro de Rocas y Luíntra; conservando casi íntegro el trazado de la pasada edición 2013. Destaca además el Tramo Espectáculo de San Cibrao das Viñas, uno de los grandes elementos diferenciadores del Rallye Ourense Termal: una forma alternativa de ver un rallye desde una perspectiva privilegiada de la disfrutan las más de 10.000 personas congregadas en el circuíto.

Desde el año 1967 en que Estanislao Reverter convencía a una Comisión de Fiestas de la ciudad de Ourense de que patrocinara un evento deportivo de las características de los que él estaba corriendo en España y el extranjero, esta prueba ha llevado el nombre de Ourense por toda España, siendo muestra de buen hacer deportivo y del calor y la pasión de una ciudad por el mundo del automovilismo. Después de cuarenta y siete años, el Rallye y la ciudad continúan unidos en su caminar.